fbpx

BMW X6M el rey de la carretera

El BMW X6M es la versión más prestacional de la gama X6 y ofrece auténticas cifras de deportivo, con un poderoso bloque V8 en sus entrañas y una aceleración de 0 a 100 km/h en poco más de 4.0 segundos.

Al mismo tiempo, su exterior luce realmente deportivo y su interior cuida hasta el más mínimo detalle con un equipamiento bastante completo.

Corría el año 2009 cuando BMW nos presentó por primera vez el concepto SUV de alto rendimiento sobre la base del BMW X6.

Por aquél entonces era una bestia sin igual que lo cierto es que no terminaba de encontrar su hueco en el mercado, pero ya ha llovido bastante desde aquél entonces y las cosas han cambiado mucho.

En 2015 llegó la segunda generación de los BMW X5 y X6 y, con ellos, unas variantes M Performance mucho más radicales si cabe. El producto había mejorado notablemente respecto a su predecesor y dinámicamente ahora sí podemos definirlos como auténticos SUV deportivos.

De hecho, no se me ocurre mejor forma de definir el X6M que como ‘mano de hierro en guante seda’.

Este mastodóntico SUV de corte deportivo está envuelto en una bonita carcasa llena de ornamentos aerodinámicos muy pero que muy vistosos, al igual que en el interior no faltan los materiales de primera calidad, importantes avances tecnológicos y todas las comodidades que los clientes más exigentes querrían disfrutar en su vehículo, pero el verdadero plato fuerte llega tras el volante cuando tienes que domar el corazón que se esconde en sus entrañas. Sí, el poderoso bloque V8 de gasolina con 4.4 litros de cilindrada y 575 CV de potencia.

Como he mencionado, junto a los elementos mecánicos específicos de esta versión, el BMW X6M se distingue del resto de versiones de este SAV (Sport Activity Vehicle) por su salvaje aspecto exterior que integra numerosos elementos de nueva factura más agresivos como los paragolpes, la parrilla frontal, el alerón posterior, el soporte doble de los espejos retrovisores o las cuatro salidas de escape localizadas en los extremos del paragolpes trasero.

Lo mismo ocurre en el interior, con diversos detalles específicos, unos asientos deportivos de agarre y mullido excepcional, el volante deportivo con levas o el cuadro de instrumentos ‘M’.

Las formas de la carrocería del nuevo BMW X6 son deportivas para tratarse de un SAV y al mismo tiempo, expresan agilidad y robustez.

Saludos

 

 

Fuente: Automocion.com

Abrir chat
1
Hola, soy Dani, ¿en que puedo ayudarte?